Todo sobre el praliné rosa

¡Este famoso dulce francés puede ser intrigante cuando nunca lo has probado antes! Con su crujiente y delicioso sabor a almendra dulce, el praliné rosa es una verdadera delicia para saborear tal cual o adoptar en la repostería. Descubre esta celebridad lionesa y una receta de brioche tradicional riquísima. 

Una especialidad lionesa

El praliné rosa ha deleitado a los gourmets durante generaciones y en todo el mundo. Está compuesto de una almendra cubierta de azúcar cocido, a la que se le ha añadido un colorante rosa para darle su legendario color. Pero el praliné rosa no existiría sin el tradicional praliné castaño de Montargis que ha inspirado su receta.

Nacido en el siglo XIX, debemos la fama del praliné rosado y su producción actual al pastelero de Saint-Genis-Sur-Giers que creó el famoso brioche de praliné rosa, también llamado Saint-Genix. Se dice que el praliné rosa llegó a los habitantes de Lyon, que desde entonces han desarrollado ampliamente la receta.

El praliné en cocina

El praliné rosa es uno de los ingredientes clave de los famosos postres de Lyon, y se puede adaptar fácilmente en casa! Se puede utilizar en trozos para espolvorear un postre por su crujiente, derretido en crema o leche por su sabor y color rosado, o en trozos deslizados en un pastel o masa de brioche para un postre colorido y deliciosamente perfumado.

Algunas ideas de recetas para hacer con pralinés rosas: el brioche de Saint-Génix, magdalenas, praluline (brioche con pralinés rosas), tarta de almendras y pralinés rosas, galletas con pralinés rosas, islas flotantes con pralinés rosas… ¡Deja volar tu imaginación!

La brioche de Saint-Génix

Ingredientes: 

  • 270g de harina
  • 15g de levadura fresca
  • 150g de mantequilla blanda
  • 3 huevos (+1 yema para dorar)
  • 30g de azúcar
  • 1 cucharada de azahar
  • 1 pizca de sal
  • 100g de pralinés rosas en trozos 
  • azúcar en grano

Receta:

  • Diluir la levadura en el azahar tibio y añadir una cucharada de harina. Mezclar todo, cubrirlo con un paño limpio, y dejar reposar esta nueva levadura durante unos 30 minutos en un lugar cálido (25°C).
  • En el bol de un robot, verter la harina con el azúcar, la sal y un huevo. Amasar todo a baja velocidad, luego agregar la levadura preparada y los otros dos huevos. La masa debe ser flexible.
  • Añadir la mantequilla blanda, continuando amasando hasta que la mantequilla esté completamente incorporada. Añadir harina si la masa se pega demasiado.
  • Formar una bola y colocarla en un cuenco. Cubrirlo con un paño y dejarlo subir durante 2 h en un lugar cálido (25°C).
  • Después de 2 h, enharinar una superficie de trabajo y doblar la masa varias veces sobre sí misma para eliminar cualquier gas que se haya formado.
  • Formar una bola de nuevo y colocarla en la nevera durante 2 horas.
  • Después de 2 horas, sobre una superficie de trabajo enharinada, dividir la masa en dos partes iguales y forme para cada una un gran cuadrado de masa extendiendo con un rodillo de cocina enharinado. 
  • Espolvorear los pralinés rosas en trozos sobre los dos cuadrados de masa y enrollarlos para formar dos rollos. Colocarlos de nuevo en la nevera durante unos 10 minutos.
  • Usando un rodillo, estirar los dos rollos de masa, deben medir unos 65/70 cm. Enrollarlos juntos de forma suelta.
  • Precalentar el horno a 180°C y untar con mantequilla un molde redondo de unos 20-25 cm de diámetro.
  • Enrollar el brioche en una espiral empezando por el medio del molde, dorar la parte superior del brioche con yema de huevo batida usando un pincel de cocina.
  • Cortar el brioche en algunas partes con un cuchillo, luego colocar unos pralinés rosas enteros y espolvorear con azúcar granulada.
  • Hornear durante 35 a 40 minutos.

¡A disfrutar tibio, acompañado de un buen té perfumado!

Descubre los pralinés rosas artesanales Voisin y prueba esta delicia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *